La COVID19 y el presente de las Agencias de Viajes

La viabilidad económica de muchas empresas del sector turístico está ahora mismo en el aire, a causa del COVID-19, como es el caso del presente de las Agencias de Viajes. Quizás no sería una mala idea revisar su contrato de gestión externa de viajes corporativos que tenga firmado con su TMC (Travel Management Companies) para actualizarlo y, si fuese necesario, incorporar algunas medidas de protección como cliente frente a una supuesta cierre o fallida económica.

El presente de las Agencias de Viajes

Si tenemos presentes las declaraciones claras y contundentes de Carlos Garrido, presidente de CEAV (Confederación de agencias de viajes): «La situación que atraviesa el turismo es catastrófica» y se refiere, en particular, a las agencias de viajes. “Mientras estén las fronteras cerradas y haya restricciones a la movilidad entre comunidades autónomas no vamos a vender una escoba”, recalcó.

Un factor que juega en contra de las agencias es su mercado atomizado. Destacando que el 80% de los costes fijos son sueldos y salarios. “Si las ventas son igual a cero y no puedo seguir cerrado, me llevan directamente al concurso de acreedores”. Declaró Carlos Garrido.

Ante esta situación, el presidente de CEAV considera que la única vía para sobrevivir en esta crisis de demanda es prolongar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) más allá del 30 junio y aplazarlos hasta finales de año.

Mientras, las previsiones de facturación para 2020 de la patronal de agencias de viajes son pésimas, pero pueden ser aún peores si no se prolongan los ERTE en las agencias. De los 20.000 millones que facturaron el año, podrían cerrar 2020 con 5.000 millones y una caída del 75% de su facturación.

Un plan nacional 

Conscientes de que el turismo extranjero no volverá hasta finales de año, las agencias de viaje centran sus posibilidades de supervivencia en el turismo nacional. Y para ello, han propuesto al Ejecutivo un plan para apoyar económicamente los viajes de los residentes, con fondos que saldrían de las partidas presupuestarias que no se han gastado durante el estado de alarma de los viajes del Imserso y de los descuentos previsto para los viajes desde Baleares y Canarias a la Península.

Oriol Amat, ilustre economista, también ve claro la necesidad urgente de realizar un RESCATE AL TURISMO con aportaciones a fondo perdido por parte del gobierno, como única medida para salvar una industria que recordamos representa el 12% del PIB en España.

Por poner algunas cifras, Oriol Amat partiendo de las estimaciones para España de una caída del 10% del PIB, estima que la cifra del Rescate a la economía Española estaría en 125.000€ MM.

¿Más vale prevenir?

Cabe, pues, la duda razonable de pensar que si el gobierno no aprueba esta moratoria excepcional de los ERTES más allá del 30 de junio y los resultados del plan de estímulo no son los esperados, el presente de la agencias de viajes no es muy alentador.

Muchas agencias podrían terminar bajando la persiana y verse abocadas a cancelar de la noche a la mañana sus servicios de gestión y de reserva de todos los billetes de avión, reservas hoteleras y alquiler de coches y provocando una nueva situación de crisis como la vivida por los clientes corporativos tras la quiebra de Viajes Marsans

Aunque como bien comenta Marcel Forns en su último artículo para el blog de GEBTA «Nunca el rol de las agencias y sus equipos ha sido tan importante, como ahora, en la medida en la que han velado por la protección y cuidado del mayor activo de las corporaciones: sus empleados».

El volumen de operaciones de evacuación y repatriación gestionado por las TMCs y sus profesionales ha sido abrumador, siendo capaces de moverse en un escenario de caos sin precedentes. Las empresas lo saben y convendrá no olvidarlo cuando volvamos a una cierta normalidad, porque el escenario que nos espera seguirá siendo incierto y las corporaciones, más que nunca, deberían ser muy conscientes a la hora de decidir en manos de quién ponen a sus empleados.

Más vale prevenir y ahora más que nunca, por eso creo que es una buena razón para llamar a su agencia de viajes y reunirse lo antes posible. Una revisión punto por punto de su contrato le puede proteger de una desagradable situación en un futuro no muy lejano.

Juli Burriel - Editor TE News

Juli Burriel - Editor TE News

Leer Anterior

«Volver al pasado» es el futuro de los viajes

Leer Siguiente

Entrevista con Alejandro Allende, sobre la digitalización y facturación electrónica en España

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
X