Entrevista con Alejandro Allende, sobre la digitalización y facturación electrónica en España

Alejandro Allende, Director de desarrollo de negocio en ZeroComa, empresa española que tiene como misión investigar y desarrollar aplicaciones tecnológicas homologadas, para alcanzar la quimera de un parque empresarial automatizado. Hablamos con él, sobre la Digitalización de las PYMES y en concreto, sobre las virtudes del uso de la facturación electrónica abierta.

Colaboráis en varios grupos de trabajo con la administración pública sobre facturación y documentación electrónica, ¿Cuál es vuestra valoración de estos grupos sobre desarrollo tecnológico?

Nosotros estamos representados fundamentalmente por ANEI, que es la Asociación de Empresas de Internet. Un colectivo muy importante y de gran peso en el tejido empresarial español. Defendemos el colectivo y aportamos sugerencias que permitan alinear los intereses de las pymes y la Administración Pública en el ámbito de internet.

Nuestra apuesta está en la extensión del uso de la factura electrónica abierta, lejos de las plataformas de facturación privadas. Pensamos que es la mejor manera de conseguir que la facturación electrónica penetre completamente en el mercado. Para nosotros es importante sentir que sumamos.

A pesar de que la transformación digital estaba irrumpiendo de forma progresiva, esta crisis nos ha abocado a acelerar la incorporación de proceso digitales como el teletrabajo, los webinars y videoconferencias que antes veíamos lejana, y hoy parecen ser la única vía,¿Consideras que las Pymes están preparadas para este cambio?

El nivel de digitalización de las Pymes está siendo muy irregular, yo lo calificaría como bajo. Nuestra posición cercana a grandes colectivos de pymes nos permite tener una visión privilegiada y, en términos de digitalización, sabemos que aún queda mucho para alcanzar un buen nivel. Hemos podido constatar a través de una encuesta que hay un gran desconocimiento respecto a cuestiones tan básicas como ¿qué es una factura electrónica?. Lo que provoca que algunas empresas piensen que ya se encuentran en un adecuado nivel de desarrollo, cuando realmente están lejos por desconocimiento. No obstante, la digitalización es algo inexorable y lo vivimos personalmente cada uno de nosotros, si observamos cómo ha cambiado la forma en la que nos relacionamos socialmente. La tecnología forma parte de nuestras vidas y eso sin duda facilitará su llegada al ámbito profesional.

En una entrevista con el economista Gay Liébana nos comentó que las subvenciones proclamadas por el estado para la digitalización eran una quimera… ¿Podrías darnos tu opinión personal como Alejandro Allende?

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Gay de Liébana; la única forma de que las subvenciones lleguen a las pymes es que el Estado se apoye en la figura de ENTIDAD COLABORADORA prevista en la Ley de subvenciones.  Es imposible que los responsables de vigilar la correcta utilización de las subvenciones concedidas controlen MILES de proyectos de importes que pueden estar entre 5.000 y 25.000 €.  Habitualmente los programas de subvenciones plantean proyectos con una inversión mínima de 150.000 € pudiendo alcanzar en torno a varios millones de €. 

¿Qué pyme está interesada en estas cantidades?  Evidentemente, para justificar estos importes, el esfuerzo de preparar las cuentas justificativas requiere un equipo de personas que no está al alcance una pyme así que, efectivamente, las subvenciones NO LLEGAN A LAS PYMES que representan el 97,8 % del tejido empresarial español. Es importante que la Administración entienda mejor a la pyme.

¿Crees que toda esta automatización de procesos va a necesitar nuevos perfiles profesionales? ¿Cuáles crees que pueden ser los perfiles adecuados para estos nuevos procesos?

Una pregunta interesante, porque entendemos que las empresas incorporarán la tecnología según sus necesidades. Para ello, son necesarios los recursos adecuados. Y hay que buscarlos en su propia organización o en el mercado laboral, ganando peso en cada organización, los perfiles que estén tecnológicamente más preparados para una nueva forma trabajar que se apoya cada vez más en la tecnología.

La situación actual requiere cambios importantes en los perfiles, pero no se trata tanto de disponer de nuevos perfiles, como de incorporar a los perfiles actuales al cambio. Hay que conseguir un cambio en la forma de trabajar. – Alejandro Allende

En realidad, a la mayoría de las personas no les ha resultado difícil incorporar el móvil a su vida diaria. Eso incluye, de forma masiva y a muchos niveles, la incorporación de la tecnología. Que va desde la simple búsqueda de un restaurante se encuentre cerca de nosotros, a hacer reservas hoteleras o controlar los movimientos bancarios. Todo esto es una gran transformación digital.  ¿Por qué creemos que no va a ser posible en la actividad profesional?  No, nuestra opinión sobre la digitalización de procesos es que es cuestión de un cambio de actitud y de comprender que es inexorable y eficaz para todos.

¿Consideras que hay perfiles para desempeñar esta función o se deben crear estudios de formación para facilitar a las empresas este tipo de perfil?

Por supuesto que se debe orientar la formación para conseguir una mejor alineación con las necesidades actuales. La evolución continua se resuelve con el compromiso firme por parte de la empresa y los trabajadores de estar en permanente renovación.

¿Cuáles son los retos alcanzados por ZeroComa en la década pasada?

ZeroComa fue la primera empresa española que homologó con la Agencia Estatal de Administración Tributaria la Factura electrónica estructurada en el formato Facturae. Establecido por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en 2003. Otra de las cosas de la que nos sentimos orgullosos es que hace más de 12 años lanzamos un producto de digitalización certificada que sigue siendo un producto muy bien posicionado en el mercado.

Hemos pasado de escanear una factura desde un escáner profesional a capturar un documento desde un dispositivo móvil con una autonomía nunca vista. A partir de esa foto, se desencadenen una serie de procesos de extracción y tratamiento de datos totalmente automatizados que culminan con la entrega de toda la información al sistema económico-financiero de la empresa y todo ello con un solo click. Es un gran salto. En definitiva, nuestro reto ha sido y sigue siendo mantenernos en el mercado incorporando la tecnología necesaria para cubrir las demandas de un entorno en continua transformación.

¿Y la próxima década tiene alguna ruta marcada?

Creemos que la orientación dada a nuestra empresa ha sido la adecuada y hoy, más que hace 10 años, las exigencias legales nos obligan a seguir dando respuesta a las nuevas necesidades que las empresas se van encontrando debido al interés creciente de las Administraciones Públicas por mejorar el nivel de información que les permite reducir el fraude y controlar dónde están los recursos que permiten mantener el estado del bienestar.

Fotografía de Alejandro Allende: https://docplayer.es/

Jesse Guerrero

Jesse Guerrero

Leer Anterior

La COVID19 y el presente de las Agencias de Viajes

Leer Siguiente

JPMorgan lanzó robots para analizar los gastos de viaje de sus banqueros

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X